Saltar al contenido
BicicletaPlegable.fun

Urbanas no eléctricas

Las bicicletas plegables están hechas para la ciudad. Su versatilidad te ofrece libertad de movimientos sin importar el lugar. Además las bicicletas urbanas sin apoyo eléctrico son mucho más económicas y buenas para tu salud.

Catálogo de bicicletas plegables sin apoyo eléctrico

Echa un vistazo a esta selección de folding bikes que hemos seleccionado para nuestra tienda de bicis:

¿En qué situaciones se recomienda una bici plegable no eléctrica?

A priori puede parecer que una bicicleta plegable eléctrica es la opción definitiva a la hora de hacerse con una folding para ciudad, pero esto no siempre es así y lo mejor es gastar el dinero en el modelo que más se ajuste a las necesidades del rider. Ten en cuenta que las no eléctricas también tienen ventajas:

  • Su precio: el coste de una bicicleta plegable sin asistencia eléctrica es mucho más bajo que las de sus gemelas motorizadas y por el momento, cuando decimos mucho es mucho. Si dispones de un presupuesto ajustado, esta es tu alternativa.
  • El peso: este es un factor que puede tener bastante importancia dependiendo del uso que se vaya a hacer de la bicicleta. Si tus desplazamientos son entre puntos accesibles sin obstáculos y llanos entonces no es un factor demasiado importante para ti. Sin embargo, si durante tus desplazamientos te vas a encontrar con zonas donde debes cargar con la bici como escaleras, tramos interiores de galerías, medios de transporte alternativos como el metro o el autobús, etc. entonces el peso sí importa y mucho.
  • Mantenimiento: las bicicletas eléctricas tienen un coste más elevado de mantenimiento que las no eléctricas. Los sistemas de transmisión de energía a la tracción de la bici no dejan de ser sistemas mecánicos con sus piezas de desgaste, que son más susceptibles de generar averías y generalmente más caras de reparar.
  • Ejercicio físico: en ocasiones el uso de una bicicleta plegable tiene que ver con la intención de mejorar la salud diaria gracias al ejercicio físico. Esto pierde parte de su sentido si se usa una bicicleta con apoyo eléctrico.
  • Convicciones personales: si eres de l@s que lleva el pedaleo en las venas y defiendes la simplicidad de las bicicletas clásicas sin asistencia, este es también uno de los motivos para hacerte con una plegable “a pedal”.

Los mejores precios en nuestra tienda de bicicletas plegables

Si quieres comprar bici para moverte libremente por la ciudad o en tus desplazamientos del día a día, la opción de la bici plegable es una de las alternativas más inteligentes. Generalmente, una bicicleta plegable urbana para el día a día tiene un coste que se amortiza muy rápidamente. Dependiendo del modelo de bici a comprar y del cambio de hábitos que su uso provoque.

Si tus desplazamientos no requieren un esfuerzo especial, por su uso en lugares llanos y en recorridos no demasiado largos, la opción más económica y recomendable es una bicicleta con opción de plegado y sin asistencia mediante motor eléctrico. Esto último influye considerablemente en el coste de la bici y no siempre es necesario.

En nuestra tienda online de bicicletas plegables te ofrecemos unas ofertas interesantes para que no te compliques en la búsqueda y compres seguro.

¿Cuadro de Aluminio o de Acero?

Cuando compramos una bicicleta, cualquiera que sea el modelo, la parte más importante es el cuadro o marco, que da la estructura completa a la bici. Si el cuadro es de mala calidad o tiene un diseño que no es apropiado, lo acusaremos al poco tiempo y puede tener consecuencias bastante negativas. Incluso puede llegar a ser peligroso.

Por eso desde nuestra Web nos gusta recomendar la elección del mejor material del cuadro a la hora de comprar una bicicleta. Si se compra una bicicleta de segunda mano, la atención a este tema debe ser incluso mucho mayor que cuando se compra una bici nueva, ya que puede tener alguna fisura o daño oculto que no se ve a simple vista y requiera una inspección más cautelosa.

Sea como sea, el material y calidad del cuadro es un punto muy importante a la hora de seleccionar la bicicleta. Y en este caso no podemos ser precisos en recomendar un cuadro de aluminio o de acero, ya que en ambos casos puede haber calidades y acabados buenos y malos.

  • Cuadros de acero: generalmente son cuadros más resistentes a largo plazo y más pesados. Es fácil reconocerlos por el uso de tuberías de menor diámetro y unas soldaduras mucho más finas. En caso de duda, se puede utilizar un imán para comprobar que el cuadro es de acero, si es de aluminio u otro material como el carbono, el imán no se pegará.
  • Cuadros de aluminio: este es un metal bastante rígido y más ligero que el acero. Si no se somete la bici a grandes esfuerzos como exceso de peso o tránsito habitual por zonas bacheadas, no debería tener ningún problema a largo plazo. Muchas bicicletas de montaña se fabrican en aluminio y están preparadas para usos muy exigentes.
  • Otros materiales: existen también materiales mucho más avanzados que ofrecen gran resistencia mecánica a la vez que una ligereza increíble, como pueden ser los realizados en fibra de carbono o en titanio. Son materiales muy caros y que rara vez se encuentran en bicicletas plegables urbanas.

Nuestra recomendación es decantarse por cualquiera de los dos tipos de materiales comentados, pero decantándose en la medida de lo posible por marcas de confianza y que aporten una garantía a sus productos. En algunos casos esta garantía es de por vida.

¿Qué tamaño de rueda es más recomendable?

Una gran parte de las bicicletas plegables utilizan ruedas de 20 pulgadas, ya que es una medida que se adapta muy bien a casi todos los terrenos y nos deja una bici bastante ligera y de reducido tamaño cuando se pliega. No obstante, dependiendo del uso más específico que vayamos a darle a nuestra folding, puede interesarnos utilizar otros tamaños de rueda.

Puedes revisar la comparativa de tamaños de rueda en nuestra página principal.